Archivo

Volvió el otoño y con él, nuestras explicaciones básicas de la técnica. Hoy: montaje a dos agujas!

Como ya lo habrán notado, en muchas ocasiones, se nos pide agregar un buen número de puntos de una vez (una tirilla como la del zapatito de la foto, por ej.), al comienzo de una hilera de nuestro tejido ya empezado y es allí donde este tipo de montaje, resulta de suma utilidad.

Es por ello que, con el comienzo -oficial- de este otoño-invierno 2015, he decidido iniciar una nueva etapa de explicaciones básicas, en tejido a dos agujas, con esta útil forma de incorporar puntos a nuestra labor.

Seguramente muchas de uds. lo conocen, pero para las que no y para quienes quieren refrescar su memoria, aquí se las dejo con mucho cariño♥

Buenos tejidos y seguimos en contacto☺

Roslinda

 

Montaje con dos agujas

Tejemos el primer punto, como en el montaje anterior. Luego pasamos la aguja a la mano izquierda y apoyamos la segunda aguja bajo el brazo derecho. Pasamos la aguja derecha por el punto de adelante hacia atrás y pasamos el hilo sobre dicha aguja de abajo hacia arriba.Arcadia 001 (2)Hacemos retroceder un poco la aguja derecha y sacamos el segundo punto.Arcadia 001 (3)Pasamos el segundo punto a la aguja izquierda y repetimos el movimiento ya indicado, pasando siempre la aguja derecha por el interior del último punto realizado, hasta que tenemos en la aguja izquierda, todos los puntos que necesitamos para nuestro tejido.Arcadia 001

 

Mi secretito… una vez que tienen todos los puntos, recién incorporados, en la aguja izquierda, tejerlos al derecho o al revés, según corresponda, pero de manera retorcida (vale decir tomando el punto por la hebra posterior), incluyendo el último punto de la hilera, a partir del cual se iniciaron los aumentos. De esta forma, no quedarán los puntos flojos y se obtendrá un borde con mejor terminación  En las restantes hileras, tejer todos los puntos normalmente.

Un delicado detalle tejido, para nuestras mamas tejedoras! Un hermoso borde de fantasía para sus diseños!

BORDE ONDULADO DE FANTASÍA

(Se teje a lo largo, sobre 13 puntos)   

Tengan en cuenta sólo contar los puntos, después de la 1er, 4ta, 5ta o 14va hilera.

1er hil. e impares (revés del dibujo): 2 der., el resto de los puntos al revés, salvo los 2 últimos que se tejen al der.

2da hil.: pasar 1 punto sin tejer, 3 der., 1 lazada, 5 der., 1 laz., 2 puntos juntos al der., 1 laz., 2 der.

4ta hil.: pasar 1 p. sin tejer, 4 der., 1 dism. doble, 2 der., *1 laz., 2 p.  juntos al der. * (2 veces), 1 der. 

6ta hil.: pasar 1 p. sin tejer, 3 der,, 1 dism. simple, 2 der., *1 laz., 2 p.  juntos al der. * (2 veces), 1 der.

8va hil.: pasar 1 p. sin tejer, 2 der., 1 dism. simple, 2 der., *1 laz., 2 p. juntos al der.* (2 veces), 1 der.

10ma hi.: pasar 1 p. sin tejer, 1 der., 1 dism. simple, 2 der., *1 laz., 2 p. juntos al der.* (2 veces), 1 der.

12va hil.: 1 der., 1 dism. simple, 2 der., 1 laz., 1 der., 1 laz., 2 p. juntos al der., 1 laz., 2 der. 

14va hil.: pasar 1 p. sin tejer, *3 der., 1 laz., * (2 veces), 2 p. juntos al der., 1 laz., 2 der. 

Repetir desde la 1er hil.

 

 

 

 

Una técnica muy especial! Punto smock tejido.

Sin lugar a dudas y sobre todo en diseños infantiles, un hermoso trabajo en punto smock da realce a la prenda y revaloriza su carácter artesanal.
Pero esto no sólo se remite a las prendas en tela, ya que también en tejido disponemos de diferentes formas de incorporar a nuestros diseños este maravilloso trabajo.
En este tip, les comentaré acerca de como incluir esta fantasía en el transcurso mismo de las hileras, para luego -en uno posterior- poder hablarles sobre la forma de trabajar una muestra de punto, para realizar el efecto de punto smock a posteriori.
Una regla fundamental en este tipo de trabajo, es que el punto de fondo de la prenda, ha de ser un elástico o canalé.
El mismo podrá ser de anchos variables ( 2 der. y 2 rev. o 1 der y 3 rev., por ejemplo) y que esa diferencia determinará el efecto final del punto.
Siguiendo los casos del ejemplo mencionado, el primero será mucho más cerrado que el segundo.



Aquí les propongo realizar un punto smock sobre la base de 2 der. y 2 rev., para que luego -una vez que incorporen la técnica- prueben otra disposición de elástico, cuyo resultado sea de su agrado.
– Realizar la muestra sobre la base señalada de puntos (2 der. y 2 rev.)  por algunas hileras, hasta el lugar en donde dispongan unir el 1er grupo de los mismos.
En este caso la unión se hará desde el el 1er punto derecho de un par, hasta el 2do punto der. (incluído) del siguiente par (incluyendo los 2 puntos rev. entre ambos pares) son 6 puntos en total.
– Introducir entonces la aguja derecha, de adelante hacia atrás del trabajo, por el punto más alejado del enlace (en este caso luego del 2do punto der. del segundo par).



– Llevar la hebra hacia atrás y enrollarla en torno a la aguja der.
– Sacar la aguja, extrayendo una lazada de hilo, retorcer dicha lazada y colocarla sobre la aguja izquierda, por delante del primer punto de dicha aguja (que es el 1er punto der. del 1er par de puntos a unir).



– Tejer la lazada y ese primer punto, en este caso juntos al der. y continuar realizando el elástico, hasta el siguiente grupo de puntos a unir.



– Trabajar siempre de igual modo a lo largo de dicha hilera.
– Luego de tejer algunas hileras normalmente, realizar el mismo trabajo pero intercalando las uniones en relación a las realizadas con anterioridad. (Ver foto).
Si bien al leerlo pueden sentir que es por demás complicado, una vez que lo lleven a la práctica se darán cuenta de que no es así.
Vale la pena que lo intenten y den a sus prendas un detalle especial y fuera de lo común, que de seguro no las hará pasar inadvertidas!!
No dejen de consultarme por cualquier duda, contarme los resultados y porque no mandarme fotos de sus trabajos!!!
Y recuerden suscribirse al blog para recibir rápidamente todas las novedades!!
Hasta la próxima!
Roslinda.

Terminé de tejer las partes de mi diseño y ahora… cómo las uno?

Antes que nada, espero que hayan iniciado este año tejiendo mucho (así lo he comenzado yo, más allá de estar de vacaciones!) o al menos que tengan muchos proyectos tejidos (y de los otros) por realizar!!
Pensando un buen tip, para iniciar este año 2012, y teniendo en cuenta que en eso estoy, me dí cuenta de que hay un momento no tan feliz, pero clave, en la vida de toda tejedora…es aquel en el que debemos coser las piezas que conforman nuestro diseño de tal forma que el resultado sea óptimo.
Supongo que para algunas de ustedes, puede no representar algo molesto pero -por experiencia- les digo que para muchas de nosotras no es el momento más agradable de nuestro quehacer!
Sin embargo es algo inevitable e imprescindible y por lo tanto conviene que aprendamos a realizarlo del mejor modo posible, ya que una costura de mala calidad puede arruinar -en un segundo- el más bello trabajo tejido.
Debemos tener cuidado y poner atención al coser, además de respetar las indicaciones al respecto, en el caso de seguir un modelo y que el mismo las incluya.
Son varias las costuras de que disponemos y mucho tendrá ver, en la utilización de una u otra, las piezas a unir, el tipo de trabajo que es y más allá de todo, nuestro gusto y comodidad.
Es por ello que aquí les dejo la descripción de cada una de ellas:
COSTURA PLANA:
Es la más simple si se quiere, pero es una de las más utilizadas y en algunos casos la más aconsejada.
– para realizarla se deben disponer ambas piezas del tejido con las caras del derecho juntas.
– con la cara del revés hacia nosotros, se deben hacer coincidir ambas partes, punto por punto e hilera por hilera y asegurar el hilo de costura en el extremo derecho de la pieza anterior.



– luego habrá de pasarse la aguja a través del punto de borde por la cara del revés de la pieza posterior y luego a través del punto correspondiente de la pieza anterior. Tirar del hilo, para asegurarse de que quede firme.





– dar luego una puntada a través del punto siguiente, pero primero por la pieza anterior y luego por la posterior.





– continuar de esta forma hasta el final, dar vuelta el trabajo y confirmar que las hileras coincidan perfectamente.



– finalmente planchar la costura por el revés para que quede plano el borde interior.
COSTURA DE PESPUNTE:
No es muy compleja y puede resultar útil para bordes no muy parejos (como ocurre a veces con las mangas). Sin embargo deben tener presente que no es la más exquisita, ni mucho menos invisible.
– se disponen también ambas caras del derecho de las piezas a unir, teniendo en cuenta la coincidencia de puntos e hileras y se unen con alfileres ubicados a poca distancia unos de otros.




– se asegura el hilo a la derecha y luego con la aguja de coser en la parte posterior de la labor, se lo pasa para realizar un punto hacia la izquierda. Tirar del hilo y llevarlo a la parte anterior.





– llevar la aguja hacia la derecha, por la parte anterior primero y luego por la posterior, pasándola por el orificio final de la última puntada.



– repetir este movimiento hasta el final.
Como verán esta costura se corresponde con la de pespunte en tela.
COSTURA INVISIBLE:
Es la costura ideal para prendas de bebes y niños, ya que no deja borde posterior, así como también de toda prenda que requiera costuras absolutamente disimuladas. No es tan fácil, pero una vez que le tomen la mano, no podrán elegir otra.
– disponer ambas piezas a unir, lado con lado, con las caras del derecho frente a nosotros.


– asegurar el hilo en el borde inferior del revés de una de las piezas.
– llevar el hilo al frente de la labor y dar una puntada por encima para pasar la aguja a la otra pieza, tomando la hebra central del primer punto.



– tirar entonces del hilo, tensando bien para obtener una puntada firme.
– pasar luego la aguja al primer lado y hacer lo mismo con el punto correspondiente del otro lado.
– luego de tres o cuatro puntos, tensar el hilo tirando del mismo con cuidado.



– no hace falta tensar cada vez, porque conviene ver bien los puntos para tomar adecuadamente la hebra
central de un punto y otro, de cada lado.
– observen bien el dibujo, para darse cuenta de cual es la hebra (central) por donde pasará la aguja, ya que es la clave de esta fantástica e invisible costura.
COSTURA PUNTO A PUNTO LATERAL:
En lo personal me gusta trabajar, en la mayoría de mis prendas, con una costura que -con las piezas dispuestas del mismo modo que en la costura invisible- toma la hebra interior de cada punto de borde.


No es para nada difícil, es prolija ya que se realiza punto por punto (aunque no es invisible) y el borde   interior es mínimo y delicado.
Finalmente recuerden que con la técnica del remallado (que expliqué hace algún tiempo) también pueden unir piezas tejidas con absoluta prolijidad.

Practiquen hasta descubrir cual les gusta y conviene más en cada caso y no le resten importancia, ya que nos guste o no, representan una parte fundamental de nuestra labor tejida y hacen a la calidad de un buen trabajo artesanal.

Para quienes deseen realzar su trabajo tejido…cómo colocar cuentas decorativas!!

Sin lugar a dudas a quien no le gusta que su tejido brille por su belleza!!
Sin embargo en algunos casos, podemos en verdad hacerlo brillar con el agregado de pequeñas cuentas intercaladas durante el mismo trabajo tejido.
Es por ello que les acerco, este original tip, que les permitirá hacerlo correctamente y sin miedo a que dichas cuentas o perlas, se salgan o queden flojas.
– Lo primero será enhebrar, en el hilo, la cantidad de cuentas necesarias, antes de comenzar a tejer.
– Lo segundo, tener presente que las cuentas, habrán de ser colocadas en las hileras del revés.
Al llegar a la posición en la que se debe colocar la cuenta, se procederá del siguiente modo: 
1) llevar el hilo a la parte de atrás del trabajo 2) empujar la cuenta hasta el borde de la labor 3) deslizar dos puntos 4) Finalmente llevar el hilo hacia adelante. 
Continuar la hilera, hasta el lugar en el que se ubicará la siguiente cuenta y proceder del mismo modo.



En la hilera siguiente, trabajar normalmente hasta donde se encuentra la cuenta y luego proceder así:
1) insertar la aguja derecha, entre el 4to y 5to punto de la aguja izquierda de adelante hacia atrás 2) luego llevar la hebra, con la que se está trabajando, por debajo y por encima de la aguja, para poder extraer una lazada hacia la parte de adelante del trabajo 3) a continuación, pasar la lazada bajo la cuenta y colocarla en la aguja izquierda 4) finalmente, trabajar la lazada junto con el punto siguiente de dicha aguja.

Continuar la hilera normalmente, y realizar este mismo trabajo en la próxima cuenta.
Por supuesto el cálculo de cuentas necesarias y la ubicación de las mismas, dependerá del diseño elegido y del gusto propio de la tejedora.


Ojalá este tip les sea útil y permita que sus trabajos tejidos… brillen plenamente!!

La manera más sencilla de realizar un ojal.

Sabido es que toda prenda que lleva botones ( a menos que los mismos, sólo cumplan una función decorativa) requiere de ojales.

Es por eso que, para quienes recién se inician en el tema y/o para quienes no lo recuerden, aquí les dejo una sencilla manera de realizarlos.
Si bien se puede aplicar para ojales de mayor o menor tamaño, les recomiendo usarlos sobre todo en prendas de bebé o niños de corta edad, en donde los botones son  pequeños y por consiguiente los ojales también lo son.
– Generalmente los ojales se ubican, aproximadamente, a unos 2, 3 o 4 puntos del borde libre de uno de los delanteros de la prenda (la idea es que quede centrado, en función de los puntos que tenga dicho borde).
– En el caso de prendas de dama sobre el borde del delantero derecho y en el caso de prendas de varón en el borde del delantero izquierdo.
– Es válido aclarar, que estos ojales se realizan sobre orillos tejidos al mismo tiempo que la prenda.
– En función del largo de la prenda y de los requerimientos de la misma en cuanto al número de botones, se intercalarán los ojales de manera equidistante.
– Es muy común que, los ojales, se realicen sobre bordes tejidos en elástico o canelón.

– En la hilera, sobre la que se determinó realizar el ojal (en el derecho de la prenda) se tejerán los puntos indicados (2, 3 o 4 aprox.) normalmente y luego se cerrarán 2 puntos (o más en el caso de requerir un ojal de mayor tamaño).

– Se completará la hil. según corresponda, al igual que la siguiente, hasta la posición del ojal.
– Allí se procederá a montar sobre la aguja derecha, el mismo número de puntos ( 2 o más) que se hayan cerrado en la hil. anterior.

– Se completará la hil. y en la siguiente se tejerán los puntos según correspondan, incluidos los correspondientes al ojal.
– En los casos de ojales más grandes, les sugiero tejer el primero y el último de los puntos en forma retorcida para asegurar la continuidad entre la prenda y el ojal.

Como habrán podido observar es una manera por demás sencilla de realizar ojales, que aún quien se inicia en la técnica, puede llevar adelante sin problemas.
Por lo tanto, mi consejo es… manos a la obra!!

No teman a los diagramas tejidos. Son más fáciles de lo que parecen!!

Para que le pierdan el miedo a los diagramas tejidos y frente a ellos no se sientan inseguras, aquí les dejo una breve explicación sobre lectura de diagramas, que espero les sea de utilidad:


– Cada cuadrito representa un punto y cada fila horizontal un hilera.
– Cada símbolo representa una instrucción, que habrá de leerse en la descripción correspondiente, para poder plasmarlo en el trabajo.
– Los diagramas se leen de la misma forma en que se teje, de derecha a izquierda (en las hileras del derecho, que generalmente son las impares y se resaltan en negro, por ejemplo) y de izquierda a derecha ( en las hil. del revés, que generalmente son las pares y se resaltan en rojo, por ejemplo).
– El diagrama se lee de abajo hacia arriba, vale decir desde la hil. número 1 en adelante.
– Muchas veces cuando los puntos se tejen como se presentan, las hil. del revés no están representadas.
– Teniendo en cuenta que el diagrama muestra como se ve el frente del tejido, en las hileras del revés representadas, los puntos deben tejerse en sentido contrario, a lo que los símbolos de dicha hil. indique. Ej.: si leen, en la hil. revés, que un punto está al derecho, deberán tejer dicho punto al revés.
– En todos los diagramas un recuadro en línea más gruesa, indica la cantidad de puntos e hil. que representan el motivo y que se repetirán las veces que sea necesario en función de los puntos trabajados.
– Debajo del gráfico una llave indica el número de puntos que lleva el motivo.
– Terminada la última hil. indicada en el recuadro, se continua el trabajo comenzando, nuevamente, por la 1er hil. del mismo.
– El número de cada hilera, se ubica a cada lado del gráfico, al comenzar la misma, según corresponda desde dónde se debe comenzar a leer. Vale decir en el caso de las hil. sobre el derecho, en el lado derecho y en las hil. del revés, sobre el lado izquierdo, por lo explicado anteriormente.
– Por lo general en la parte superior del diagrama o a continuación del nombre del punto, entre paréntesis, se indica (“múltiplo de … +…), esto significa que se debe repetir los puntos del diseño tantas veces y al resultado sumarle los puntos necesarios, para que el mismo quede completo. 
Por ejemplo: (múltiplo de 9 + 5) indica que se deben colocar 18, 27, 36, 45, etc. y a dichos puntos sumarle por única vez 5 puntos.
– De haber puntos de orillo, es habitual que se señalen específicamente. Ej: (múltiplo de 9 + 5 y 2 puntos de orillo). Estos puntos de orillo se repartirán entre ambos lados, vale decir 1 punto de orillo a cada lado.
– Cuando existen aumentos o disminuciones, en algunos diagramas, pueden aparecer cuadritos vacíos, que no tienen significado y sólo se colocan para completar el dibujo, por la diferencia de puntos entre hileras. No se asusten, simplemente no los tengan en cuenta!


Y ahora para que rompan el hielo!… 
Vayan a mi siguiente entrada, en la que les dejaré el diagrama del punto que utilicé en la realización del volado de la mantilla para bebé, primer diseño de mi colección 2012!!
Practiquen todo lo visto y después me cuentan cómo les fue!
Cariños,
Roslinda.

Sobre orillos tejidos (parte II)

Puede que en en alguna prenda, sea por gusto o por conveniencia, en lugar de realizar un orillo incorporado en el borde correspondiente, debamos levantar los puntos y trabajar sobre ellos el mismo, pero en sentido contrario al de la labor, (por ejemplo, al realizar la tirilla de un cuello redondo o la de un escote en “V”).
Les dejo para ello en este tip, tres variantes muy fáciles de hacer y que por supuesto dan un perfecto acabado a nuestro trabajo:
ORILLO EN SANTA CLARA: todos los puntos que se han levantado, habrán de tejerse en punto Santa Clara  (derecho o punto bobo), para finalmente cerrarse del siguiente modo (sobre el revés de la labor): 1 p. der., se vuelve a colocar dicho punto en la aguja izquierda * 2 puntos juntos al derecho, colocando el punto resultante nuevamente en la ag. izquierda, terminar la hilera repitiendo siempre desde *



ORILLO EN ELÁSTICO: se tejen todos los puntos correspondientes en elástico simple o doble y se cierran según se presentan.



ORILLO CALADO: luego de levantar los puntos, trabajar 7 hileras del siguiente modo: 
1ra, 3ra, y 5ta hil. (del revés del trabajo): tejer todos los puntos al der. 
2da, 4ta, y 6ta hil.: * 2puntos juntos al revés, 1 lazada, repetir desde * 
7ma hil.: cerrar los puntos al der.

Como habrán podido observar ninguno de ellos representa mayor dificultad, sin embargo y dependiendo del diseño elegido, cada uno aportará calidad y muy buena terminación a nuestras prendas.
Un saludo cordial y hasta la próxima!

Sobre orillos tejidos.

Como uds. seguramente ya saben, el orillo -de una prenda tejida- corresponde al borde lateral de la misma y puede ser de distinto tipo, dependiendo de como se trabajen el 1er y el último punto ( o los primeros y últimos puntos) de la hilera.
Comunmente forma parte del número de puntos indicado para el trabajo y la elección de cuál usar, esta intimamente relacionada con el uso que se le dé al mismo.
Los hay para costuras, para terminación y/o para hacer más fácil levantar los puntos.
Les dejo aquí, tres clásicos orillos, para que ya mismo los pongan en práctica!!
Orillo en Santa Clara (muy útil en el caso de realizar costuras invisibles sobre jersey derecho):
En todas las hileras, se trabaja tanto el 1ero como el último punto. 
Sobre el derecho del tejido, ambos puntos se tejerán al derecho retorcido.
Sobre el revés, el 1er punto se trabajará bien apretado, en tanto que el último se deslizará sin tejer.

Orillo para punto jersey (para evitar que se enrolle el jersey):
Sobre el derecho del trabajo, tejer 2 puntos al derecho, 1 punto revés y terminar con 1 p.revés y 2 puntos derecho.
Sobre las hileras del revés, los puntos habrán de tejerse como se presentan.

El último orillo que, por hoy, quiero presentarles es el:
Orillo en punto arroz (sirve para lograr una mejor terminación del trabajo):
Sobre todas las hileras, tejer los 3 primeros puntos del siguiente modo: 1 p. revés, 1 p. al derecho, 1 punto revés.

No pueden decir que no son fáciles, (además de ser claves a la hora de evaluar detalles de terminación). 
Manos al orillo!!

¿La técnica de remallado… me sirve para algo más?

En una entrada anterior, vimos lo útil que puede resultar la técnica de remallado, en el bordado de una prenda ya tejida.
Sin embargo, ésta, no es esa su única utilidad.
Hay ocasiones en las que, lamentablemente, una pequeña rotura del tejido puede hacernos perder nuestro diseño favorito.
Y es entonces donde, a través del remallado, podremos encontrar la solución.
Del mismo modo que, cuando necesitamos coser los bordes de los hombros de nuestro diseño, la aplicación de esta técnica nos permitirá obtener excelentes resultados.
Por supuesto estaremos trabajando, en ambos casos, con puntos libres en cada borde y es por eso que tendremos que proceder con cuidado sobre ellos, pero siguiendo el mismo movimiento usado para bordar.
He aquí los pasos a seguir, en el caso de unir bordes trabajados en jersey derecho:
– Lo primero será disponer ambos bordes, sobre una superficie plana, de tal manera que sus respectivos puntos queden enfrentados (cada uno en su aguja de tejer correspondiente).

– Luego se enhebrará una aguja de coser lana, con una hebra de igual color al del tejido, de un largo 4 veces mayor, aproximadamente, al del ancho del borde por coser.
– Inicialmente se pasará dicha aguja, por el primer punto del borde inferior, de atrás hacia delante, luego a través del 1er punto del borde superior pero de delante hacia atrás y por último, por el segundo punto de este mismo borde, nuevamente de atrás hacia delante.
 Nota: a medida que se van cosiendo, los puntos se irán retirando de las agujas que los contienen.

– Para continuar el movimiento, sobre el resto de los puntos, se pasará la aguja -una vez más- a través del primer punto del borde inferior, pero de delante hacia atrás y luego por el segundo punto del mismo borde, en este caso, de atrás hacia delante.

– Se completa el movimiento pasando la aguja por el segundo punto del borde superior de delante hacia atrás y finalmente por el 3er punto del borde superior, de atrás hacia delante.
Todos los puntos restantes habrán de coserse, siguiendo estos movimientos.
En el caso de unir puntos trabajados en jersey revés se introducirá la aguja de coser por el primer punto del borde inferior de adelante hacia atrás y luego por el 1er punto del borde superior, de atrás hacia delante.
El movimiento se completa por el 2do punto del borde superior, de delante hacia atras, para terminar nuevamente en el primer punto del borde inferior, pero esta vez de atrás hacia delante.

Finalmente y si de Santa Clara hablamos, habrán de tenerse en cuenta estos temas:
– Al enfrentar ambos bordes, el de abajo debe tener a la vista la parte del relieve y el de arriba no.
– La aguja se introducirá en el 1er punto del borde superior, tal como se indicó para coser el jerey revés, para luego tomar los dos puntos del borde inferior, pero esta vez del modo de jersey derecho. Completa el movimiento pasar la aguja por los dos puntos del borde superior, nuevamente a modo revés.


Mi recomendación es que no se asusten con tanta explicación y que sigan atentamente los gráficos correspondientes, mientras la van leyendo.
Todo lo demás…es práctica!!!