Archive | enero 2011

Un nuevo punto, para tener en cuenta!

PUNTO SEMILLA DE TEJO:

(nº de puntos divisible x 4)
 1er hil.: *3 rev., en el punto siguiente tejer 1 p. al der., 1 lazada y 1 punto al der.*
2da y 3er hil.: tejer los puntos como se presentan.
4ta hil.: *3 p. juntos al rev., 3 der.*
5ta hil.: del revés
6ta hil.: del derecho.
Repetir desde la 1er hil.

Nota: tener en cuenta que, lo que se encuentra entre ambos *…* se debe repetir, tantas veces como puntos se tengan, a lo largo de la hilera.

Cómo colocar o montar los puntos con una aguja (llegó el gran momento!)

Aquí les dejo la forma que, a mi entender, es la más simple para montar los puntos al inicio de una labor:
1- Colocar la aguja bajo la axila derecha y tomar el hilo con la mano izquierda (dejar una hebra larga, calculando 1 cm por punto para lana fina y 2 cm por punto para lana gruesa + unos 15 o 20 cm de más)
2- Con el índice y el pulgar de dicha mano, formar un anillo o una letra “ele” con el hilo.
3- Pasar la punta de la aguja por dicho anillo, de abajo hacia arriba.
4- Con el índice de la mano derecha, llevar el hilo, que corresponde al ovillo, por encima de la aguja, con un movimiento de abajo hacia arriba y de izquierda a derecha.
5- Con ayuda del índice la mano contraria, pasar el anillo al otro lado de la aguja.
6- Por último deslizar el dedo y a continuación tirar del hilo, para acomodar el punto que se formó. 
Este movimiento se repite una y otra vez, hasta obtener la totalidad de los puntos que se necesitan.
En lo personal el primer punto lo trabajo con un nudo corredizo.
Recuerden que para acomodar cada punto -una vez realizado- se debe tirar, equilibradamente, de ambas hebras (la que se dejó para montar los puntos y la que proviene del ovillo).
Además de los dibujos les dejo unas fotos para que visualicen como realizar el nudo corredizo y los diferentes movimientos indicados (ver: “Dibujos y fotos sobre el montaje de puntos con una aguja”)
Por supuesto deberán practicar un poco, antes de estar completamente conformes con el resultado.
No se desanimen, que una vez que incorporen los movimientos, tendrán un perfecto inicio para sus trabajos tejidos!!

¿Cómo lavar, secar y planchar, adecuadamente, una prenda tejida?

A la hora de lavar, secar y guardar, una prenda tejida artesanal, es habitual tener ciertas dudas en cuanto a la mejor forma de hacerlo.

Para que ese tejido predilecto, se mantenga casi como el primer día -a pesar de los lavados- es conveniente tener en cuenta ciertas cosas. 
Aquí les dejo lo que, a  mi entender, vale la pena recordar:
– Lavar siempre con agua fría (una regla de oro!)
– Es preferible lavar las prendas tejidas de a una por vez.
– Conviene llenar el recipiente hasta la mitad y agregarle el detergente sintético especial o neutro bien diluido, o lavar con jabón blanco en pan, haciendo espuma en el agua. 
En cualquier caso dejar la prenda en remojo por unos minutos.
– Luego de retirarla del recipiente, realizar el enjuague bajo el chorro de agua, sin levantar la prenda.
– Si se desea se puede agregar suavizante, por unos minutos más (en un el último enjuague), para luego retirar y comprimir sin retorcer. De esta forma no se daña el hilado.
– Para secar, luego de comprimir la prenda, conviene colocarla sobre una toalla blanca, enrollar y presionar para extraer el resto del agua. En el caso de prendas grandes, puede hacer falta repetir esto una vez más (usando un nueva toalla).
– Se puede usar el centrifugado, arrimando la prenda a la pared del tambor, y por no más de 1 minuto.
– No usar ninguna fuente de calor artificial para secar. 
– Para terminar de secar, conviene ubicar la prenda del revés, sobre una tela limpia y blanca, y por último colgarla delicadamente, cuando apenas esté húmeda.
– El sol daña los colores, por lo tanto no es conveniente exponer el tejido al mismo.
– Para planchar, una prenda tejida, hacerlo a temperatura suave, sobre el revés de la prenda, interponiendo un paño húmedo y dando pequeños toques, sin presionar. Preferentemente sobre una superficie acolchada y
repasar finalmente con un paño seco. 
Como datos finales recuerden:
– No planchar elásticos o puntos en relieve y no usar aprestos. 
– Para guardar, doblar con cuidado y colocarlas en bolsas de polietileno, en forma individual.
– No colgar en percha, porque la prenda tiende a deformarse sobre todo en los hombros y en el largo. 
– Usar antipolillas en aerosol, en perchitas o tabletas.
Teniendo en cuenta estos simples datos, nuestras prendas tejidas tendrán una larga y próspera vida!!

El nuevo punto de esta semana es…

PUNTO DOBLE ELÁSTICO CALADO:
(número de puntos divisible por 6 + 2)
1er hil: 2 der., *1 rev., 1 lazada, 2 puntos al derecho retorcidos (tomados por atrás), 1 rev., 2 der.*
2da y 4ta hil.: 2 rev., *1 der., 2 rev., *
3er hil.: 2 der., *1 rev., 2 puntos juntos al derecho tejidos normalmente, 1 lazada, 1 rev., 2 der.*
Repetir desde la 1er hil.


Nota: tener en cuenta que lo que figura antes y después de **, corresponde al inicio y final de la hilera y lo que se encuentra entre ambos *…* se debe repetir, tantas veces como puntos se tengan, a lo largo de la misma.

Nueva sección del blog: explicaciones paso a paso!!

Chaleco “super fácil” para nena. (10 años aprox.)
de Roslinda –Tejidos Artesanales-
MATERIALES:  300 gr de algodón cadenita medio aprox. (matizado queda muy bonito), 1 par de agujas Nº 51/2, alamares o birolitas de madera a elección, opcional:5 metros aprox. de trencilla de algodón, de 1/2cm de ancho, al tono (para el contorno de la prenda).

PUNTOS EMPLEADOS:
ARROZ DOBLE
1er HILERA: *1 punto al derecho, 1 punto al revés, repetir desde * hasta el final. 2da HILERA: tejer los puntos como se presentan. 3er HILERA: tejer los puntos contrariando –vale decir que se tejen al derecho los puntos al revés y al revés los puntos al derecho- 4ta HILERA: tejer los puntos como se presentan.  Repetir desde la tercer hilera.
NOTA: Recuerden que el verdadero arroz doble se llama así, porque se deben contrariar los puntos cada dos hileras y no porque tenga el doble de puntos respecto del arroz simple.

ESPALDA:  con las agujas Nº 51/2 montar 65 puntos, equivalentes a 38 cm y tejer 53 cm en arroz doble. Cerrar los 27 puntos centrales del escote y cerrar o dejar en suspenso los 19 puntos a cada lado para  los hombros.
DELANTERO DERECHO:  on las mismas agujas, montar 19 puntos, hacer una 1er hilera al derecho. En el comienzo de la siguiente aumentar 1 punto y continuar en arroz doble. Proseguir con los aumentos del mismo lado hasta obtener 32 puntos –aprox. 12 cm- (no olvidar que, cada nuevo punto se debe tejer respetando el arroz doble).
Tejer recto hasta tener 36 cm desde el comienzo y luego sobre el mismo lado de los aumentos y al comenzar la hilera, para el escote, disminuir 1 punto a lo largo de 17 cm, hasta obtener los 19 puntos iniciales (las primeras disminuciones se realizarán cada 4 hileras y las siguientes hilera por medio).
Cerrar o dejar en suspenso los 19 puntos del hombro.
DELANTERO IZQUIERDO:  tejer igual al delantero derecho, pero en forma invertida.
TERMINACION:  coser o cerrar tejiendo los hombros. Coser los laterales dejando para las mangas una abertura de 21 cm. Colocar los alamares o las birolitas en los delanteros y si se quiere, con ayuda de una aguja de coser, pasar una trencilla de algodón de ½ cm ancho, al tono, por todo el contorno del chaleco.

*Dudas y consultas a info@roslinda.com.ar

Aguardo sus comentarios, opiniones, sugerencias y consultas!!

Hola a todas/os.
Quería agradecerles por visitar mi blog y contarles que disfruto mucho actualizándolo, con datos e información que pueda resultar interesante y atractiva.
Sin embargo desearía conocer sus comentarios, opiniones, consultas y sugerencias, para mejorarlo aún más.
En cada entrada, tienen la opción de hacer ésto o al menos y en forma breve, tildar en reacciones.
Sería muy valioso para mí, disponer de esta información, para saber si voy por el buen camino.
Un cariño grande para todos y nos seguimos comunicando!!
Roslinda.

¿Qué y cómo debo tomar las medidas, para realizar mi diseño?

Qué medidas son las que se debo tener en cuenta, al realizar una prenda tejida y cómo las tomo, son dos preguntas muy comunes, para quienes se inician en la realización de sus propias diseños.
Aquí les dejo un detalle de cada una de ellas, que por supuesto utilizarán en función de la prenda elegida.
1- Ancho de espalda: se toma de sisa a sisa (o lo que es lo mismo de hombro a hombro).
2- Contorno de busto (o de pecho en los hombres): colocar el centímetro por debajo de los brazos, rodeando el torso por la parte más saliente del busto. Se toma justo, para después dar cm de holgura en función del tipo de prenda.
3- Hombro: es la medida que va desde el escote, hasta la parte más alta de la sisa.
4- Contorno de cintura: se toma alrededor de la cintura, en forma justa pero no tirante.
5- Contorno de cadera: se toma alrededor de la parte más saliente de la misma (generalmente a unos 18 a   22 cm de la cintura)
6- El largo de sisa, es por lo general una medida estándar que, para talles comunes de mujer, va de los 21 a   los 25 cm (hasta 30 cm puede llegar en talles muy amplios) y que en, talles de hombres, oscila entre los 25 y los 28 cm.
7- Largo de la prenda: va desde el escote hasta la cintura (en este largo se pueden determinar distintas alturas para ubicar el inicio de bolsillos, diseños o escote, por ejemplo).
8- Largo de manga (larga): con el brazo extendido, desde la parte alta de la sisa hasta la muñeca (también se    puede llegar a tomar con el brazo ligeramente doblado). 
En el caso de la manga ranglán, se toma desde un costado de la base del cuello.
9- Largo de manga (corta): de igual modo, pero hasta el largo que se desee. Además se debe medir el contorno del antebrazo.
10- Contorno del puño: como su nombre indica, alrededor del puño, en forma justa pero no tirante.
11- Largo de falda: se toma desde la cintura hasta el ruedo (largo deseado).
12- También puede ser útil en algunos casos especiales tomar la base del cuello.
Para sweaters, la medida fundamental es la del contorno de busto
En sacos o sacones, conviene tomar el contorno de cadera, ya que si hay una gran diferencia entre ambas, se tomará una medida intermedia.
La holgura a dar -a partir del contorno de busto y según el tipo de prenda- va desde los 5 cm en sweaters justos, a 20 cm en sacones importantes (unos 12 cm para chalecos enfrentados o unos 15 cm para cárdigans, por ejemplo).
También es muy práctico, conseguir una prenda de tela que quede bien, sea cómoda y no se estire, para tomarla como referencia, en cm y luego -en base a ellos- realizar el pasaje a puntos e hileras, como expliqué en el tip anterior.
Tomen sus medidas y a empezar!!!

¿Para qué me sirve hacer una muestra de tejido antes de iniciar un trabajo?

Siempre es muy útil, tomarse un poco más de tiempo y realizar una muestra de tejido, antes de iniciar la labor.
En el caso de encarar un trabajo nuevo y propio, nos permitirá determinar la cantidad de puntos e hileras, que definirán nuestro diseño (y en base a ello aumentos, disminuciones, etc., que el trabajo necesite).
En el caso de seguir una explicación, nos permitirá verificar si nuestra muestra se corresponde con la dada por la publicación.
Para ello, es conveniente realizar un pequeño modelo de 12 x 12 cm, con el punto elegido y las agujas a utilizar y tejerlo normalmente.
Cerrar los puntos y luego de estirarlo, medir con el centímetro 10 cm de ancho x 10 cm de alto (es preferible que sobren 2 cm de borde en toda la muestra) y verificar a cuántos puntos y a cuántas hileras corresponde.
(UN DATO: en lugar del centímetro pueden cortar un cuadrado de cartulina de 12 o 13 cm de lado y luego recortar en el centro una “ventana” cuadrada de 10 x 10 cm. Apoyando este cuadrado en la muestra, la “ventana” nos mostrará cuántos puntos e hileras entran en ella).
Si no se corresponde una y otra por diferencia de tensión, de la mano de la tejedora, usar una aguja más gruesa o más fina, según corresponda, para compensar.
Si el problema es el talle y dado que entre un talle y otro, hay siempre 3 cm de diferencia en el contorno, proceder del siguiente modo: en base a la muestra, calcular cuántos puntos más o menos faltan para completar estos 3 cm y sumarlos a los puntos en el inicio de la labor.
En cuanto al cálculo numérico de la muestra, deben trabajar con la clásica regla de tres simple.
Si en 10 cm entran por ejemplo, 20 puntos y debemos tejer 50 cm, la cuenta a realizar es la siguiente:
                      10 cm ———–20 puntos
                      50 cm———–  X
               
         X= 50 cm x 20 puntos =  100 puntos.
                       10 cm
De igual modo se procede con las hileras.


Si bien a simple vista parece una pérdida de tiempo, una muestra bien realizada, nos ayudará a no tener ingratas sorpresas a la hora de tejer una prenda.

¿Qué otras agujas y accesorios puedo necesitar a la hora de tejer?

Siguiendo con el tema de las agujas, existen también las de dos puntas, que pueden ser cortas para hacer medias y guantes, o largas para cuando se tienen demasiados puntos en la aguja. 
En general se suelen emplear en un juego de 5 agujas y permiten trabajar en redondo.
También cuando se trata de trabajar de ésta manera, se usan las agujas circulares, formadas por dos puntas unidas entre sí por un hilo de nylon.
Dentro de todo buen equipo de tejido, hay accesorios que no deben faltar, aquí les dejo una lista de ellos:
– Una aguja de coser lana puntiaguda para las costuras y otra de punta redondeada, para los bordados y zurcidos.
– Alfileres guardapuntos o sujetapuntos (de gran tamaño) que tienen un cierre y permiten que, en determinadas partes de un diseño, cierta cantidad de puntos queden en suspenso.
– Agujas cortas o auxiliares, que sirven para tener -también en suspenso- una pequeña cantidad de puntos, mientras se realizan puntos en relieve -como trenzas y ochos-.
– Aguja de crochet, que se usará en el caso de tener que tomar los puntos caídos o para rematar bordes.
Menos necesarios pero que -si se tienen- pueden ser de utilidad son: 
– Un “cuentavueltas”, que es un instrumento que facilita contar el número de vueltas hechas (se coloca en la parte de atrás de la aguja)
– Un protector de puntas, que sirve para que, al dejar la labor en suspenso, los puntos no se salgan de la aguja (además de proteger las puntas de las mismas).
Por supuesto, hay muchos otros (como por ejemplo: anillas para señalar el comienzo y el final de un motivo, pasahilos, para pasar -en el revés del trabajo- las extremidades de la hebra o una devanadora para facilitar el ovillado de la madeja de lana o hilo). 
Basta con ver el catálogo de una marca de tejidos importante y se podrá ver la inmensa variedad de accesorios que se ofrecen en la actualidad.
Mi último consejo, es que no olviden tener a mano -también- estos elementos: 
centímetro, tijera, calculadora, un cuaderno y una lapicera o lápiz. 
En lo personal prefiero anotar brevemente todo lo que voy haciendo, sobre todo en cuanto a números de hileras (lo siento pero reniego del “cuentavueltas”!), para asegurarme de que mi trabajo quede perfecto y de que mi memoria no me falle, cuando retomo un trabajo después de cierto tiempo.

Heredé esta costumbre de mi madre y nunca me ha fallado!!