Archivo | diciembre 2011

Para quienes deseen realzar su trabajo tejido…cómo colocar cuentas decorativas!!

Sin lugar a dudas a quien no le gusta que su tejido brille por su belleza!!
Sin embargo en algunos casos, podemos en verdad hacerlo brillar con el agregado de pequeñas cuentas intercaladas durante el mismo trabajo tejido.
Es por ello que les acerco, este original tip, que les permitirá hacerlo correctamente y sin miedo a que dichas cuentas o perlas, se salgan o queden flojas.
– Lo primero será enhebrar, en el hilo, la cantidad de cuentas necesarias, antes de comenzar a tejer.
– Lo segundo, tener presente que las cuentas, habrán de ser colocadas en las hileras del revés.
Al llegar a la posición en la que se debe colocar la cuenta, se procederá del siguiente modo: 
1) llevar el hilo a la parte de atrás del trabajo 2) empujar la cuenta hasta el borde de la labor 3) deslizar dos puntos 4) Finalmente llevar el hilo hacia adelante. 
Continuar la hilera, hasta el lugar en el que se ubicará la siguiente cuenta y proceder del mismo modo.



En la hilera siguiente, trabajar normalmente hasta donde se encuentra la cuenta y luego proceder así:
1) insertar la aguja derecha, entre el 4to y 5to punto de la aguja izquierda de adelante hacia atrás 2) luego llevar la hebra, con la que se está trabajando, por debajo y por encima de la aguja, para poder extraer una lazada hacia la parte de adelante del trabajo 3) a continuación, pasar la lazada bajo la cuenta y colocarla en la aguja izquierda 4) finalmente, trabajar la lazada junto con el punto siguiente de dicha aguja.

Continuar la hilera normalmente, y realizar este mismo trabajo en la próxima cuenta.
Por supuesto el cálculo de cuentas necesarias y la ubicación de las mismas, dependerá del diseño elegido y del gusto propio de la tejedora.


Ojalá este tip les sea útil y permita que sus trabajos tejidos… brillen plenamente!!

La manera más sencilla de realizar un ojal.

Sabido es que toda prenda que lleva botones ( a menos que los mismos, sólo cumplan una función decorativa) requiere de ojales.

Es por eso que, para quienes recién se inician en el tema y/o para quienes no lo recuerden, aquí les dejo una sencilla manera de realizarlos.
Si bien se puede aplicar para ojales de mayor o menor tamaño, les recomiendo usarlos sobre todo en prendas de bebé o niños de corta edad, en donde los botones son  pequeños y por consiguiente los ojales también lo son.
– Generalmente los ojales se ubican, aproximadamente, a unos 2, 3 o 4 puntos del borde libre de uno de los delanteros de la prenda (la idea es que quede centrado, en función de los puntos que tenga dicho borde).
– En el caso de prendas de dama sobre el borde del delantero derecho y en el caso de prendas de varón en el borde del delantero izquierdo.
– Es válido aclarar, que estos ojales se realizan sobre orillos tejidos al mismo tiempo que la prenda.
– En función del largo de la prenda y de los requerimientos de la misma en cuanto al número de botones, se intercalarán los ojales de manera equidistante.
– Es muy común que, los ojales, se realicen sobre bordes tejidos en elástico o canelón.

– En la hilera, sobre la que se determinó realizar el ojal (en el derecho de la prenda) se tejerán los puntos indicados (2, 3 o 4 aprox.) normalmente y luego se cerrarán 2 puntos (o más en el caso de requerir un ojal de mayor tamaño).

– Se completará la hil. según corresponda, al igual que la siguiente, hasta la posición del ojal.
– Allí se procederá a montar sobre la aguja derecha, el mismo número de puntos ( 2 o más) que se hayan cerrado en la hil. anterior.

– Se completará la hil. y en la siguiente se tejerán los puntos según correspondan, incluidos los correspondientes al ojal.
– En los casos de ojales más grandes, les sugiero tejer el primero y el último de los puntos en forma retorcida para asegurar la continuidad entre la prenda y el ojal.

Como habrán podido observar es una manera por demás sencilla de realizar ojales, que aún quien se inicia en la técnica, puede llevar adelante sin problemas.
Por lo tanto, mi consejo es… manos a la obra!!